El drenaje linfático manual (DLM) es el tipo de masaje específico para tratar el edema, para reconducir el líquido intersticial y las moléculas de proteínas en el sistema linfático. Es muy suave, agradable de recibir y no es doloroso.

Hay dos métodos de DLM: Vodder y Leduc

El edema es la acumulación de líquido y / o grandes moléculas en el tejido intersticial. Este edema puede deberse:

– A un aumento de la cantidad de líquido.
– A un déficit en la reabsorción venosa y linfática.
– Ambas juntas.
– A un déficit en la reabsorción de las proteínas.

¿Qué pacientes se pueden tratar con DLM?

Aquellos que presentan:

– Varices.
– Retención de líquidos.
– Post-traumatismos: esguinces, fracturas, contusiones…
– Post-cururgia.
– Post-cirugía estética: liposucciones, rinoplastias…
– Intervenciones de odontología: extracción de muelas…
– Mastectomía.
– Piernas hinchadas y pesadas por el embarazo, el calor…
– Patología respiratoria en niños y adultos: congestión nasal, amigdalitis…
– Crisis de gota.
– Necesidad de depuración del agua del organismo.